Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :

Entregan 21 razones para reemplazar al actual secretario de la OMT

La oposición a un eventual segundo periodo de secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, toma más fuerza con el reciente pronunciamiento del ex director ejecutivo de la OMT, Carlos Vogeler.

Bien conocido en esta región por haberse desempeñado como director Regional para las Américas, el ex directivo entregó 21 razones por las que el actual secretario no debería ser elegido y se sumó a la campaña “WTN Decency for the UNWTO”, liderada por los aclamados ex secretarios de la OMT, Francesco Frangialli y Taleb Rifai.

Como señaló en días pasados este medio, el movimiento para “restaurar la decencia” en las próximas elecciones del secretario general de la OMT 2022-2025, surgió por iniciativa de mencionados ex secretarios, cuando Pololikashvili adelantó deliberadamente la reunión para la nominación de los candidatos, de mayo a enero de 2021, para, aparentemente, evitar cualquier competencia para su segundo periodo.

Tras la petición de los ex secretarios, que pueden consultarse en el siguiente link https://wtn.travel/decency/, se sumó ahora el pronunciamiento de Vogeler, quien además de mencionar el desafortunado incidente de la reunión adelantada, fue más allá y entregó 21 razones por las que el georgiano no debería ser elegido. Estos son los puntos:

  • Desde 2018, la OMT ha estado inactiva como Organización, sin desplegar su potencial con sus miembros y llevando a cabo un programa de trabajo con muy pocos logros frente a los vibrantes mandatos de los Secretarios Generales anteriores, Sr. Frangialli y Sr. Rifai.
  • Este desequilibrio se debe a tres causas fundamentales: la primera, la falta de liderazgo y conocimiento en turismo por parte del actual SG, Zurab Pololikashvili, que han contribuido a convertir a la OMT en un actor internacional irrelevante, en un momento en el que acciones decisivas son requeridos. El segundo, la cultura del servilismo y el miedo que Zurab Pololikashvili ha establecido entre los empleados de la OMT desde que asumió las funciones de SG de la OMT. El tercero, consecuencia de los dos anteriores, que ha dilapidado las iniciativas de sus mejores hombres y mujeres al destruir los incentivos para servir a la membresía y reemplazarla por un clima de miedo y una obediencia ciega a las normas burocráticas internas y al servicio al líder, para mantener su empleo.
  • Ante este panorama sombrío, la candidatura de S.E. Shaikha Mai Bint Mohammed Al-Khalifa de Bahrein es una gran esperanza para quienes apoyamos el turismo y valoramos la OMT, ya que sus características personales y profesionales son esencialmente diferentes de las del actual SG. Posee un profundo conocimiento del sector, es una hábil gestora de recursos humanos y financieros, y desea abordar las inquietudes de los socios como una prioridad, comenzando por todo lo que no se ha hecho para abordar las desastrosas consecuencias sobre el turismo de la Covid-19.
  • En este mandato, el actual SG ha venido actuando de forma poco ética en su conducta de gestión, privilegiando sus intereses personales sobre los de la Organización.
  • Un claro ejemplo fue su propuesta al Consejo Ejecutivo de adelantar la reunión de dicho Consejo, que debería nominar al SG al 18 de enero de 2021 en Madrid, cuando su fecha habitual de celebración debería ser mayo de 2021.
  • Este adelanto de fechas acortó drásticamente los tiempos para la presentación de candidaturas a SG, ya que se tomó en el Consejo de Georgia, casualmente el país del SG, que ni siquiera es miembro del Consejo, el 17 de septiembre de 2020, limitando el plazo de presentación de candidaturas al 18 de noviembre de 2020 (dos meses antes de la nueva fecha del Consejo). Normalmente, las candidaturas podrían haberse presentado hasta marzo de 2021. Evidentemente, esta situación favorece al actual SG al limitar el número de candidatos a competir por el puesto. De hecho, solo la candidatura de Bahrein pudo llegar a tiempo, lo que es totalmente inusual, ya que en todas las elecciones anteriores siempre ha habido varias candidaturas de diferentes países.
  • El motivo que el SG dio al Consejo en su propuesta de adelantar las fechas fue hacerla coincidir con FITUR, a petición del Gobierno español, pero unos días después España decidió trasladar la fecha de FITUR precisamente al mes de mayo debido a la dificultad de viaje de las delegaciones de países en enero debido a la pandemia. Sin embargo, el SG decidió mantener la fecha de enero sin una buena razón.
  • Por otra parte, este primer Consejo Ejecutivo del año es el encargado de aprobar las cuentas auditadas, según lo establecido en los estatutos de la Organización. Esto será imposible de hacer ya que las cuentas auditadas no se prepararán hasta abril, violando así los estatutos.
  • Adicionalmente, la situación actual y previsible en enero de la pandemia hará prácticamente imposible que la mayoría de las delegaciones viajen a Madrid para participar presencialmente en tan importante encuentro, y tendrán que contar con la presencia de Embajadores y / o fórmulas de participación híbridas presenciales y online. Una reunión, tan importante como esta, que nomina al SG, debe realizarse con todas las garantías de la integridad del proceso electoral por legitimidad, lo que no parece posible en estas circunstancias.
  • No hay justificación para adelantar las fechas del Consejo, excepto para servir a los intereses del actual SG en su candidatura a la reelección.
  • Durante este mandato, las reuniones del Consejo se han convertido en más encuentros sociales con numerosas actividades recreativas, limitando el tiempo dedicado a las reuniones y discusiones sobre el funcionamiento de la Organización, lo que significa que los miembros del Consejo también tienen dificultades para ejercer su función de fiscalización de la labor de la Secretaria.
  • La mayor parte de los viajes del Secretario General, principalmente a partir de 2019, incluido el año pandémico de 2020, se han realizado a países miembros del Consejo Ejecutivo, en lugar de un plan de viaje más equilibrado a varias regiones y países, independientemente de si eran miembros del Consejo o no. La intención indecible parece ser demasiado obvia para asegurar votos, en lugar de servicios de membresía. Sin embargo, la Organización está compuesta por más de 150 países y no solo por los 35 miembros del CE que nombran al próximo Secretario General.
  • Las relaciones de la OMT con numerosas organizaciones internacionales (WTTC, PATA, WEF, etc.) en el ámbito del turismo han ido perdiendo fuerza, influencia y respeto durante este mandato.
  • La Secretaría está organizada en torno a las afinidades personales del SG ignorando los méritos y la experiencia del personal. Muchos miembros valiosos y experimentados del personal de la Organización han tenido que irse durante este período.
  • Con respecto a las Américas, nunca se nombró un Director Regional después de que el anterior se fuera el 31 de diciembre de 2017. El Subdirector Regional, que ha estado haciendo un excelente trabajo, se ha quedado con recursos muy limitados y se mantuvo en la misma capacidad de diputado sin nombrar director, lo que muestra un desinterés y atención a las necesidades de los miembros de las Américas.
  • El Director de Recursos Humanos dejó la Organización en 2018 sin estar de acuerdo con las prácticas poco éticas que el SG comenzó a introducir en temas relacionados con el personal.
  • El Director de Administración y Finanzas y el Jefe de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, que también abandonaron la Organización en 2018, han presentado demandas contra Zurab Pololikashvili en los tribunales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). La OMT ya ha provisionado más de 200.000 euros en posibles indemnizaciones por daños y perjuicios relacionados con estos juicios, daños que, en el importe que determinen los tribunales, deberán ser pagados por los Integrantes.
  • La limitada capacidad de reacción y liderazgo de la OMT en la actual situación de dificultades que atraviesa el sector turístico, debido a la pandemia, ha sido duramente criticada en los círculos turísticos internacionales, cuestionando el papel de la Organización. Incluso muchos miembros han expresado su decepción con la administración actual.
  • La candidatura presentada por Bahrein de Shaikha Mai Bint Mohammed Al-Khalifa representaría la primera mujer en encabezar la Secretaría de la Organización desde su creación hace 50 años y ayudaría a regenerar la organización y restaurar su integridad ética y gobernanza de sus miembros.
  • Shaikha Mai Bint Mohammed Al-Khalifa, actual Ministro de Cultura y Antigüedades del Reino de Bahrein, es una persona muy respetada en la comunidad internacional y goza de un gran prestigio, especialmente en la UNESCO. Ha trabajado en numerosos proyectos internacionales vinculando cultura y turismo.
  • En estos tiempos difíciles, Shaikha Mai Bint Mohammed Al-Khalifa tiene las condiciones adecuadas para promover la Organización y recuperar la confianza de la comunidad turística internacional.
  • Facebook
  • Twitter
Esta altura div necesaria para habilitar la sticky sidebar