Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :

CDC extiende orden de no navegar en EEUU

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ (CDC), la autoridad de salud de Estados Unidos, extendió hasta el 31 de octubre la “Orden de No Navegar” en aguas de Estados Unidos. “Es necesario tomar más medidas antes de que los cruceros puedan reanudar de forma segura las operaciones de pasajeros”, señalaron.

En su declaración sobre la decisión, el CDC citó los casos de brotes ocurridos en cruceros en el extranjero como “evidencia actual de que los viajes en cruceros continúan transmitiendo y amplificando la propagación del Covid-19; incluso cuando los barcos navegan con capacidades reducidas de pasajeros, probablemente se propagaría la infección en las comunidades si las operaciones de pasajeros se reanudaran prematuramente en los Estados Unidos”.   

Una sentencia preocupante para la industria de cruceros, que ha estado promocionado en las últimas semanas el regreso de los cruceros en Europa como evidencia de que la actividad puede reanudarse de manera segura si se cumplen  los protocolos establecidos. Cabe recordar que la semana pasada la industria presentó a los CDC un conjunto de protocolos de salud que se implementarían como parte de una reanudación gradual, incluyendo pruebas de Covid-19 para pasajeros y tripulación.

Pero el CDC vio esta reanudación europea de una manera bastante diferente: “Los recientes viajes de pasajeros en países extranjeros continúan teniendo brotes, a pesar de que los operadores de cruceros tienen extensos protocolos de salud y seguridad para evitar la transmisión a bordo y en las comunidades donde los pasajeros desembarcan”.

Por ejemplo, a principios de agosto varios barcos informaron de casos Covid-19 a bordo, en su mayoría casos únicos sin aparente propagación. También trascendió el caso de un barco en Hurtigruten, Noruega, que albergó a decenas de tripulantes y pasajeros infectados. Sin embargo varios cruceros grandes reanudaron el servicio en Italia y Grecia sin presentarse casos conocidos de Covid-19. Estos argumentos han sido citados por los directivos de las navieras a favor de la seguridad de los cruceros.

El mandato del CDC también afirmó que la reanudación de los cruceros “sobrecargó significativamente a las autoridades de salud pública” al crear la necesidad de pruebas adicionales, aislamiento de los viajeros infectados, rastreo de contactos y cuarentena de las personas expuestas.

Se señaló además que desde el 1º de marzo hasta el 29 de septiembre de este año hubo al menos 3.689 casos de enfermedad Covid-19 en cruceros en aguas estadounidenses, y al menos 41 muertes reportadas. Afirmaron que en este tipo de embarcaciones los pasajeros y la tripulación comparten espacios “que están más concurridos que la mayoría de los entornos urbanos” y que los datos muestran que incluso cuando solo la tripulación esencial está a bordo, la propagación del Covid-19 todavía ocurre.

“Si se permitiera que se reanudaran las operaciones de pasajeros de cruceros sin restricciones, los pasajeros y la tripulación a bordo estarían en mayor riesgo de infección por Covid-19, y aquellos que trabajan o viajan en cruceros supondrían un riesgo sustancial e innecesario para los trabajadores de la salud, el personal portuario y socios federales (es decir, Aduanas y Protección Fronteriza y la Guardia Costera de Estados Unidos) y las comunidades a las que regresan”, señaló la demoledora declaración de la autoridad de salud estadounidense.

  • Facebook
  • Twitter
Esta altura div necesaria para habilitar la sticky sidebar