Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :

Demandan a Google por prácticas contra la competencia

El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó el martes 20 de octubre su esperada demanda contra Google por prácticas contra la competencia. En la investigación se alega que el gigante tecnológico ejerce un “poder de monopolio” y que ha abusado de este  mediante “acuerdos de distribución anticompetitivos y excluyentes”, afectando, entre otros, a las empresas de viajes.

Aunque la demanda aborda todo el campo de las búsquedas en Internet y el negocio de la publicidad online, en el caso particular de sector turismo fue muy bien recibida por diversas compañías de viajes que afirman haberse visto afectadas por el comportamiento de Google.

El CEO de Expedia, Peter Kern, por ejemplo, manifestó su complacencia por la medida que “finalmente” tomó el gobierno estadounidense: “Con suerte creará un mercado justo para nosotros, que es todo lo que queremos. No tenemos ningún interés en contra de Google, excepto que no creemos que el mercado sea equitativo”, manifestó Kern a los medios de comunicación.

Y como él, directivos de Trip Advisor, Viator, HomeToGo, entre muchas otras plataformas de viajes, recibieron esta decisión como una buena noticia para sus negocios.  Pero ¿Qué es lo que sucede? En términos generales, aunque la demanda apenas menciona la palabra “viajes”, ni tampoco se refiere específicamente a Expedia u otros afectados, los argumentos esgrimidos sí abordan preocupaciones centrales de la industria sobre la forma en que Google le da prevalencia a sus propios negocios, como Google Hotels y Google Flights.

El siguiente es un aparte clave de la demanda en lo que respecta a la industria de viajes:

“El monopolio de Google en los servicios generales de búsqueda también le ha dado a la empresa un poder extraordinario como puerta de entrada a Internet, que utiliza para promover su propio contenido web y aumentar sus ganancias. Google originalmente se enorgullecía de ser el ‘torniquete’ que enviaba a los usuarios a través de enlaces orgánicos a los sitios web de terceros que mejor “responderían” a sus consultas. Sin embargo, con el tiempo, Google ha empujado los enlaces orgánicos cada vez más hacia abajo en la página de resultados y ha presentado más resultados de publicidad de búsqueda y las propias ofertas de búsqueda verticales o especializadas de Google”.

Un largo pulso con la industria de viajes

Durante años las marcas del sector han criticado a Google por sus prácticas monopólicas por las razones idénticas mencionadas en la demanda: trato preferencial para sus propios negocios de vuelos y hoteles, a los que se suman ahora alquiler de vacaciones, excursiones y actividades. Los sitios de metabúsqueda Tripadvisor y Kayak, y OTAS como Expedia, se han visto afectados profunda y negativamente por estas tácticas.

Al respecto, Seth Kalvert, vicepresidente senior, consejero general y secretario de Tripadvisor, señaló:

“El problema está bien documentado: Google está aprovechando su dominio en la búsqueda general para desviar a los consumidores desconocidos a sus otros negocios a expensas de la competencia. El anuncio del Departamento de Justicia y de los Fiscales Generales del Estado confirma que están tratando de poner fin a estas tácticas anticompetitivas. En pocas palabras, los cargos presentados hoy son una victoria para los consumidores. Proporcionan el marco para una acción significativa para evitar que Google aproveche su posición de guardián para beneficiar sus servicios propios y aumentar sus ganancias a expensas de la competencia y los consumidores”.

Se trata, al parecer, de un primer paso en una larga puja contra el gigante tecnológico, que además podría proporcionar algún alivio a los afectados, que valga decir son multimillonarios anunciantes de Google. Sin embargo, de acuerdo con voces autorizadas, la demanda es vaga en su visión de los posibles remedios para la búsqueda general en Internet, la publicidad en búsquedas y la publicidad de texto, y no aborda problemáticas mayores relativas al creciente poder que acaparan las compañías tecnológicas como Google.

“No creo que ese cambio ocurra de la noche a la mañana, pero sospecho que es inevitable. Una vez que Google tenga que luchar por los usuarios en igualdad de condiciones, perderá el entusiasmo por competir con sus clientes publicitarios”, afirmó Rod Cuthbert, fundador, Viator, ex director ejecutivo de Rome2rio y director de Veltra Corp.

La declaración de Google, por su parte, se centró en su relación con los fabricantes de dispositivos Apple, Microsoft y Android, pero no mencionó sus problemas con la industria de viajes u otras verticales.

Kent Walker, vicepresidente senior de asuntos globales de Google, señaló al respecto: “La demanda de hoy del Departamento de Justicia es profundamente defectuosa. La gente usa Google porque así lo desea, no porque se vea obligada a hacerlo o porque no pueda encontrar alternativas”.

  • Facebook
  • Twitter
Esta altura div necesaria para habilitar la sticky sidebar