Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :

Iniciativa histórica entre Barceló, Meliá, Iberostar y Riu

El macroproyecto persigue la regeneración de zonas maduras en una docena de municipios claves, generadores de una cuarta parte del volumen de turismo en España. Aunque impulsada por empresas hoteleras, se trata de una iniciativa multisectorial y alineada con los Planes de Recuperación y Resiliencia del sector público, que daría el espaldarazo definitivo a muchos de los proyectos de regeneración ya en curso

Cuatro de los mayores grupos hoteleros españoles, que en conjunto suman más de 250 hoteles y 70.000 habitaciones en España, Barceló Hotel Group, Meliá Hotels International, Grupo Iberostar y Riu Hotels & Resorts, han presentado un marco de actuación cuyo objetivo es  impulsar la renovación y reposicionamiento de los destinos turísticos considerados como maduros, con la ayuda de los Fondos Europeos de Recuperación y mediante una estrategia de colaboración público-privada, que permitirá avanzar hacia un modelo más sostenible y competitivo de la industria turística española, generando un impacto muy importante en la cohesión territorial y social, además de contribuir a la doble transición verde y digital establecida por la Unión Europea.

La necesidad preexistente de invertir recursos en estas zonas turísticas maduras españolas  antes de esta crisis sanitaria y económica se ha visto aumentada exponencialmente por la actual parálisis que sufre la industria a consecuencia de la Covid-19, con un riesgo de quiebra económica y social en estas poblaciones, que en su día abanderaban la industria turística del país, pero que se enfrentan al gran reto de asegurar su continuidad a corto plazo, así como definir su hoja de ruta a una nueva competitividad a medio plazo.

No obstante, y a pesar de sus retos, estos destinos han estado trabajando y avanzando en su reconversión durante los últimos años, con el empuje y colaboración público-privada, y son responsables de casi una cuarta parte del volumen de turismo en España, la industria más importante del país con una contribución directa en 2019 del 12,7% del PIB nacional, más un efecto tractor que eleva esta ratio al 20%, sumando el impacto indirecto.

Cohesión social, competitividad y sostenibilidad

Conviene destacar que esta Manifestación de Interés no se limita al sector turístico-hotelero, sino que abarca muchas iniciativas en los sectores de comercio, ocio, deporte y cultura, entendiendo que el éxito de la transformación de cualquier destino pasa por la actualización de todos los servicios consumidos por el turista durante su viaje, y con ello promover la desestacionalización del turismo, la segmentación más diversa y equilibrada de su clientela, y la convivencia entre el turista y el residente. De hecho, más de la mitad de las inversiones propuestas son en comercio, ocio, deporte y restauración.

En este sentido, esta iniciativa se presenta como una oportunidad histórica para fomentar la cohesión territorial y social de estas zonas, y devolverlas a una posición de gran competitividad, similar a la que tenían en décadas anteriores, pero con un producto, servicio e imagen de última generación que permita afianzar la recuperación rápida de su contribución a la economía nacional.

Con ese propósito, además de rediseñar y reactivar la oferta turística y comercial obsoleta en estos destinos, creando nuevos productos y experiencias de calidad y renovando los hoteles con atributos como el deporte, los congresos y reuniones y alternativas de wellness y ocio, el macroproyecto anunciado priorizará también la transformación urbanística y de la oferta complementaria de los destinos.

Destinos sostenibles y líderes para el siglo XXI

El macroproyecto de regeneración de zonas maduras afectaría a doce destinos españoles tradicionalmente dependientes del Turismo, como son Magaluf y Playa de Palma (Mallorca), Arona y Adeje (Tenerife), Benidorm (Alicante),  Lloret de Mar (Girona),  Puerto de la Cruz (Tenerife), San Bartolomé de Tirajana (Las Palmas), San Antoni de Portmany (Ibiza), Costa Calma (Fuerteventura), Teguise (Lanzarote) y Torremolinos (Málaga), muchos de los cuales ya han sido identificados en instrumentos de legislación regional como zonas maduras y priorizadas para actuaciones de mejora.

Cuenta, además, con el respaldo de numerosas entidades públicas y privadas, que han manifestado su interés en la ejecución del proyecto, como el Govern de las Illes Balears, alcaldes de los municipios involucrados y diferentes asociaciones de empresarios, reflejando así la voluntad cooperativa e inclusiva del proyecto y su carácter vertebrador del territorio, que persigue involucrar a todos los eslabones de la cadena de valor. Se ha podido constatar que el proyecto está muy alineado con las prioridades presentadas por estas entidades públicas en sus planes de Recuperación y Resiliencia, actualmente en proceso de preparación y canalización hacía el Gobierno central.

  • Facebook
  • Twitter
Esta altura div necesaria para habilitar la sticky sidebar