Lento despegue para la industria aérea

La IATA anticipó que en 2021 las aerolíneas continuarán perdiendo dinero debido a una demanda deprimida por la prolongación de las restricciones de viaje en el todo el mundo. Las esperanzas ahora están puestas no solo en la vacunación, sino en la estandarización de requisitos de entrada para una reapertura coordinada y segura.

Los primeros números del sector aéreo en 2021, columna vertebral de la actividad turística, no son para nada prometedores. El análisis de la IATA revela que la industria seguirá siendo “negativa en efectivo” a lo largo del año. El análisis anterior (noviembre de 2020) indicó que las aerolíneas dejarían de perder dinero en el cuarto trimestre de 2021, pero ahora no se espera que las asociadas sean positivas en efectivo hasta 2022.

Ya está claro que la primera mitad de 2021 será peor de lo anticipado, señaló la IATA. Esto se debe a que los gobiernos han endurecido las restricciones de viaje en respuesta a las nuevas variantes del Covid-19. Las reservas para el verano (julio-agosto) están actualmente un 78% por debajo de los niveles de febrero de 2019. Cabe aclarar que las comparaciones con 2020 están distorsionadas debido a los impactos de la pandemia, con lo cual el año pasado no es un punto de referencia para el análisis. 

En nuestra región, las aerolíneas experimentaron un desplome de la demanda del 78,5% el primer mes del año. La capacidad  se redujo en un 67,9% en comparación con enero de 2019 y el factor de ocupación cayó 27,2 puntos porcentuales a 55,3%, el más alto entre las regiones por cuarto mes consecutivo. En Norteamérica el tráfico de las aerolíneas cayó un 79%.

“Dado que los gobiernos tienen restricciones fronterizas cada vez más estrictas, 2021 se perfila como un año mucho más difícil de lo que se esperaba anteriormente. En el mejor de los casos, las aerolíneas gastan 75.000 millones de dólares (escenario optimista) en efectivo este año. Y podría ser tan malo como 95 mil millones (escenario pesimista). Se necesitará más ayuda de emergencia de los gobiernos. Si no pueden abrir sus fronteras, necesitaremos que abran sus billeteras con ayuda financiera para mantener viables las aerolíneas”, dijo el saliente CEO de la IATA, Alexandre de Juniac.

Actuar rápido y coordinado 

Sin embargo, al margen de la importancia que las ayudas económicas representan para el sostenimiento de las empresas, este parece ser un asunto del pasado. La tarea del 2021 es generar las condiciones para que las empresas turísticas empiecen a ganar su propio dinero. El camino para ello es allanar desde ya las condiciones para una reapertura segura y coordinada. 

Así las cosas, en materia de verificación de requisitos de entrada a los países, la IATA estima que los procesos manuales no podrán hacer frente a los volúmenes una vez comience la recuperación: las soluciones digitales deben ser seguras, funcionar con los sistemas existentes, alinearse con los estándares globales y respetar la privacidad de los datos. 

Para la asociación de aerolíneas, el aumento de la capacidad de prueba y la distribución de vacunas son las claves para que los gobiernos desbloqueen la actividad económica, incluidos los viajes. Para este propósito es fundamental que los gobiernos elaboren y compartan sus planes de reinicio junto con los puntos de referencia que los guiarán. 

Sin embargo, en materia de vacunación hoy proliferan en los países todo tipo de procesos manuales y diferentes estándares digitales para registrar quién ha sido vacunado; “estas no son las condiciones necesarias para respaldar un reinicio exitoso a escala cuando los gobiernos abran las fronteras”, señaló de Juniac.

Se necesitan con urgencia normas mundiales para registrar de forma segura los datos de las pruebas y las vacunas en formatos que serán reconocidos internacionalmente, señala la IATA, que este mes lanzará su IATA Travel Pass para ayudar a los viajeros y a los gobiernos a administrar las credenciales de salud. 

“La máxima prioridad de todos en este momento es mantenerse a salvo en medio de la crisis del Covid-19. Pero es importante que mapeemos una forma de poder reabrir las fronteras, gestionar los riesgos y permitir que las personas sigan adelante con sus vidas. Eso incluye la libertad de viajar. Cada vez está más claro que tendremos que aprender a vivir y viajar en un mundo con Covid-19. Dados los costos sanitarios, sociales y económicos de las restricciones de viaje, las aerolíneas deberían estar preparadas para volver a conectar el mundo tan pronto como los gobiernos puedan reabrir las fronteras”, dijo de Juniac.

Una reciente encuesta de la IATA a los pasajeros confirma en gran medida esta postura. El 85% cree que los gobiernos deberían establecer objetivos para reabrir las fronteras; el 84% cree que el Covid-19 no desaparecerá y se necesita gestionar sus riesgos; y el 68% estuvo de acuerdo en que su calidad de vida se ha visto afectada por las restricciones de viaje. La encuesta también reveló que el 81% cree probable viajar solo cuando se vacune, mientras que el 84% no lo hará si existe la posibilidad de una cuarentena en el destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conoce Más Destinos Hoteles Actualidad Tendencias Y  más...

© 2022 Gráfica y Servicios Americanos S.A.S.
Todos los derechos reservados.
Oficinas: Calle 99 # 10-57 y Carrera 12 # 79 -08
Oficina 604PBX (57) 601 300 18 38 | Bogotá – Colombia