Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :

El panorama mundial y regional del turismo

Un estudio de Euromonitor International presentado recientemente en la feria virtual WTM, esboza el actual panorama de la industria turística en Europa y América, así como una mirada global a lo que está sucediendo con el sector a raíz de la pandemia del coronavirus.

En términos generales la situación sigue siendo cambiante debido al desarrollo no lineal de la enfermedad, lo que dificulta hacer pronósticos. Sin embargo, según Euromonitor International, el mejor escenario global que puede proyectarse es una caída de -50% en las llegadas internacionales a nivel mundial en 2020, y en el peor de los casos una caída del -60%.

La recuperación dependerá de la duración de las medidas de distanciamiento social, la eficiencia de las aplicaciones de rastreo covid-19 (como lo ejemplifican países como China, Corea del Sur, Australia, Singapur y Alemania) y el impacto económico de la pandemia, en particular sobre el desempleo. El informe señala que la demanda turística tardará un mínimo de tres a cinco años en recuperarse tanto en volumen como en valor, con rezagos para hoteles, aerolíneas e intermediarios (léase agencias de viajes). Por lo menos a mediano plazo la industria de viajes tendrá que volver a calibrarse a niveles más bajos de demanda.

En todo el mundo los gobiernos, unos con más compromiso que otros, se vieron obligados a apoyar financieramente la industria turística, que está conformada en su mayoría por pequeñas y medianas empresas; el 30% del total mundial son empresas que emplean a menos de 10 personas, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Este apoyo estatal adoptó una variedad de formas,  desde  paquetes gubernamentales de estímulo, exenciones fiscales, remisiones de deudas, rescates de aerolíneas y planes para empleados. La amenaza existencial a la que se enfrenta el sector es tan severa que la OMT espera una pérdida potencial de 120 millones de puestos de trabajo en 2020, señaló el documento.

Se pronostica que algunos subsectores repuntarán más rápido, en particular las ventas de viajes a través de dispositivos móviles, que tardarían tres años en recuperarse a niveles anteriores a la crisis y gozarán además de una tasa de crecimiento anual de alrededor un 24% entre 2020 y 2025.

Siempre y cuando la pandemia se contenga efectivamente y la demanda comience a repuntar en 2021, Euromonitor espera que las aerolíneas demoren un mínimo de cuatro años en recuperarse, pero el alojamiento y los intermediarios tardarán aún más. Se estima, sin embargo, que aerolíneas y hoteles operen por debajo del 50% de sus niveles de capacidad durante los próximos 3 a 4 años.

Golpe al mundo corporativo

Se espera que el crecimiento del PIB mundial caiga un 4,8% en 2020, lo que ya afecta enormemente al negocio de los viajes. Empresas de todo el mundo despidieron trabajadores para sobrevivir en el corto plazo, mientras que otras entraron en protección por quiebra. El informe destaca los casos de Virgin Australia y Virgin Atlantic, pero también los de Latam Airlines y Avianca. En paralelo, las aerolíneas, los operadores de cruceros y las empresas de alquiler de automóviles están tomando acciones para reducir el tamaño de su flota.

Según Euromonitor, los jugadores online volvieron a “modo inicio”, fortaleciendo su habilidad para “navegar” en medio de la crisis. Los hoteles, por su parte, adoptaron diferentes estrategias. IHG, que ya había experimentado una importante reestructuración operativa, continuó expandiéndose y propuso una fusión con Accor. Incluso Google sufrió un gran impacto en sus ingresos publicitarios, pero también aprovechó la ocasión para expandir su propia oferta de viajes incluyendo tours y actividades, además de vuelos y hoteles.

América, una tormenta perfecta

La óptica del reporte sobre el continente americano es el “una tormenta perfecta”, haciendo referencia a varios factores que confluyeron para profundizar la crisis. Según el informe, la región es la última en salir del bloqueo, lo cual se agrava aún más por los disturbios sociales pre-Covid-19 que ya habían tenido un impacto negativo sobre la confianza y el gasto de los consumidores.

En América del Norte, se pronostica que el impacto económico será severo, el peor desde la Gran Depresión de 1929. Se espera que este año las economías de Estados Unidos y Canadá se contraigan un -6,5% y un -8% respectivamente, a lo cual se suman las tensiones comerciales con China, que ya eran intensas antes de la pandemia.

En todo el continente se proyecta el despido de millones de trabajadores, situación que lo empujará los indicadores de desempleo por encima del 10% en Estados Unidos, Canadá, Brasil y Argentina.

Los viajes de negocios fueron diezmados debido a que las empresas impusieron prohibiciones de viaje, algunas de las cuales se extendieron hasta mediados de 2021, lo que tuvo un gran impacto en las aerolíneas y los hoteles de lujo. El documento habla de un panorama crítico para el MICE con Las Vegas como caso emblemático por las cancelaciones masivas que sufrió. Muchos esperan una “amortización estructural” con el avance de eventos virtuales durante los periodos de confinamiento, un cambio irreversible hacia un modelo hibrido, según refiere el reporte. Por ahora las esperanzas descansan en el mercado del ocio interno, que representa más del 60% del gasto turístico total.

  • Facebook
  • Twitter
Esta altura div necesaria para habilitar la sticky sidebar